Historia de La Fuente a través de fotos, articulos y gráfica.

jueves, 4 de julio de 2019

La Pasión según San Juan en Vélez, en vivo en 1986

La Pasión según San Juan, 1986
Cancha de Vélez Sarfield
Video: Rahlf Rothschild
https://youtu.be/GuoIsdAPbfQ
Edición y agradecimiento a Yerar Yerar
Generar Producciones Audiovisuales

sábado, 23 de marzo de 2019

LA PASIÓN SEGÚN SAN JUAN edición 34 en Madariaga. algo de su historia

La Pasión según La Fuente por Coco Romero.

Esta obra fue escrita por Alejandro Mayol bajo el seudónimo de Francisco del Buen Viaje, la musicalización: arreglos, composiciones originales de los climas de enlace e interpretación pertenecen a “La Fuente”, el trabajo nos llevó algo más de un año, tuvo como origen el acercamiento del Padre Pajarito y un pequeño grupo de sacerdotes y laicos –entre ellos Trulo y María-, a una de nuestras presentaciones.
Durante los 80, se nos acercan a la salida de una función, llevaban adelante un trabajo social bajo el nombre de “La Virgen del Buen Viaje” trabajaban por entonces con la juventud de barrios populares, encuentros denominados Galpones (realizaron más de treinta en distintos puntos del conurbano), donde generaban, un espacio de contención, un ámbito adonde acudían significativamente los jóvenes más desamparados y marginados. Compartir una torta frita con mate cosido y terminar con un encuentro artístico y reflexivo.
Con el tiempo fuimos a cantar a los galpones y hemos salido de algún lugar a los tiros y no es una metáfora, por entonces en las barriadas humildes el alcohol ya hacía estragos. Tratamos de aportar y compartir lo que hacíamos: música.
Pájaro nos propone conocer a Mayol que tenía la obra escrita e ideas musicales sobre los temas. La base de los mismos eran motivos folklóricos argentinos. Las canciones y el texto lo debíamos convertir en una obra de una hora de duración cuya musicalidad permitiera su escenificación.
Durante 1982 después de ensayar nuestro repertorio íbamos incursionando en la Pasión, Alejandro nos seguía de cerca, apenas se descuidaba le fuimos poniendo unos toques fuenteanos. En la obra están claramente identificados.
La musicalización fue ardua pues al mismo tiempo que avanzaba la obra, el entusiasmo generaba nuevas ideas, el proyecto se fue delineando, primero la grabación de la Pasión y luego su presentación en la cancha de Vélez Sarsfield en Liniers para la Semana Santa de 1983
Participaron del proyecto amigos que enriquecieron la idea:
Claudia Oil (voz); Daniel Oil (armonio); Daniel Sartori (aerófonos); Daniel Riga (acordeón); Carlos Garófalo (bajo) y el coro de chicos: Lorena, Verónica, Gabriela, Adrián y Matías.
Nosotros seguíamos con nuestras presentaciones y madurando el nuevo trabajo musical: “El grito primal”.
Nuestro compromiso con esta obra fue estrictamente social, en aquella coyuntura política –cultural creíamos que era un aporte, sin dimensionar nos metimos en un entramado difícil.
Pues esto fue organizado en primera instancia por el espíritu galponero de base, cuando todo fue creciendo entró naturalmente la organización de la iglesia, así que aquel emprendimiento creció de tal manera que en parte se nos fue de las manos.
Recuerdo el sábado 26 de marzo después de la prueba de sonido y antes de la función fuimos a tomar algo en un café cercano, creo que estábamos todos desde la ventana veíamos llegar a la gente en procesión, miles… las barriadas se hacían presentes ese día. No lo podíamos creer.
La función fue con una luna llena increíble una actuación de fuerte carga emocional, había más de treinta mil personas, para La Fuente fue una vivencia inolvidable, la obra que habíamos concebido estaba viva. El espectáculo fue escenificado por ciento veinte jóvenes no profesionales ni del teatro ni de la danza. La coreógrafa fue Marta Boneto y la dirección estuvo a cargo de Celina González y Roberto Cesán.
Parte de la producción del evento fue financiada con el casete que se vendía a la salida del estadio. Allí una historia mínima es el eslabón que convertirá a esta obra en Fiesta Popular.
Un joven seminarista Armando Ledesma salió del estadio y compró el casete, marchó a su pueblo General Madariaga y le propuso al grupo “Gente de teatro” con Coco Degen en la dirección poner en escena La Pasión, así fue que en 1985 empezó el camino en los pagos del Tuyú.
Desde entonces cada año para la Semana Santa se pone en escena “La Pasión” con la música original de aquella presentación en Vélez que fue posible gracias al espíritu galponero del Buen Viaje.
El casete de entonces quedó atrás y paso a otro formato, es la grabación que realizamos en Villa Adelina en los estudios de los MIA, con Daniel Curto como técnico la que sigue sonando.
Hemos visitado Madariaga con mis compañeros, e hicimos una presentación con La Fuente en vivo para todo el elenco no recuerdo el año.
A la distancia disfruto de ver que es posible que una obra musical hecha a pulmón se haya convertido en una Fiesta Popular.
Si pueden visiten Madariaga en Semana Santa y disfruten de La Pasión.