Historia de La Fuente a través de fotos, articulos y gráfica.

miércoles, 18 de diciembre de 2019

1996 vLA FUENTE Nota del libro Rock Nacional 30 años, página 102.


La Fuente
El núcleo de La Fuente, formado en el 78. Estuvo integrado básicamente por Uki Tolosa y Coco Romero. Participó de las increíbles reuniones underground, organizadas por Resorte Hornos en la Mutual de Estudiantes Estímulo de Bellas Artes, durante la peor época de la dictadura. Eran fiestas populares ocultas, que contaban con Horacio Fontova, Skay Beilison de los Redonditos, Jorge Durietz, y el staff de la revista El Expreso Imaginario. Allí La Fuente sorprendía a todos con su excitante mezcla de folklore, canción acústica y murga. Sus letras eran poéticas pero de fuerte contenido social. Un hit de aquellas noches era la descripción de cómo van las vacas al matadero, simbolizando a los desaparecidos.
Decía Coco al Expreso" Todo se dio a partir de que empezamos a vivir juntos y salió el ofrecimiento de tocar en MEEBA. Allí tocamos con Edy Rodríguez en percusión y Andrés en flauta. En un principio Andrés era músico invitado, pero en la actualidad está cada vez más integrado con la onda del grupo".
Agrega Uki: " yo a Coco lo conozco hace ocho años. Siempre tuvimos un poco el berretín de tocar juntos, pero nunca se concretaba. La oportunidad surgió cuando se desocupó un lugar en la pensión donde vive Coco; yo no tenía dónde vivir y me fui para allá".
La Fuente se presentó en sociedad en el Centro de Artes y música, en setiembre de ese año.
La banda tardó mucho tiempo en llegar a su primer álbum, aunque tenían preparado material de sobra. "La Fuente", fue editado por ciclo 3, el sello MIA.
Cuenta con "Oh amigos, quiero estar con ustedes", "Dame algo de tu polen" y " La verdad siempre escondida", una metáfora sobre la censura y la represión en pleno régimen militar.
Entre los músicos invitados figuraba el futuro Abuelo de La Nada Daniel Melingo en clarinete, Julio Díaz en charango, Rosendo Martínez en quenas, Daniel Oíl en armonio y Horacio Wainhaus en violoncello.
Decía Claudio Kleiman en El Expreso: "el primer tema es mutante, y ya nos sorprende por el colorido y la afinación de sus voces, el suave devenir de sus melodías. Llega el momento de Dame algo de tu polen, sin exagerar: una de las mejores canciones de amor que escuche últimamente y de Réquiem a la civilización incaica, un largo fresco que cuenta la historia que no aparece en los libros, la de cómo destruyeron la civilización más avanzada del continente.
"En resumen, hacía mucho tiempo que no escuchaba un grupo nuevo realmente distinto, con un mensaje propio y un sonido identificable."
"El grito primal". Su segundo disco. Data de 1983.  En él, se nota una inclinación aún más acentuada hacia los ritmos y climas latinoamericanos. siempre con los cuidadosos arreglos vocales que eran el sello de la agrupación. Entre los temas incluyen un takirari. "Los duendes peregrinos" es acerca de los chicos que reparten estampitas en los trenes.
El final llega con "¿ Dónde fueron los murgueros?", Con la participación de Los Funebreros de San Martín.




viernes, 13 de diciembre de 2019

La Fuente, los textos, las lecturas Víctor Miguel , 2007


http://repositorio.una.edu.ar/bitstream/handle/56777/1127/critican2_miguel.pdf?sequence=1
Revista electrónica del Área de Crítica de Arte del
Instituto Universitario Nacional del Arte
IUNA
La Fuente, los textos, las lecturas
Víctor Miguel
Hace casi tres décadas disfruté un grupo mínimo y olvidado: La Fuente. Coco Romero y Uki Tolosa - cuerdas, voces-, Andy Grimsditch -vientos- y Onfel Brun -percusión- componían una banda de clasificación difícil surgida del under artístico hacia fines de los 70. Fue alimento de jóvenes sin militancia ni conciencia política, ligados a ciertas tendencias de época, que hallaban allí elementos de un humanismo romántico y apuestas a nuevos modos de vincular poéticas con verdades. Éramos jóvenes. La Fuente era reinvención de géneros y ritmos latinoamericanos con cuidados arreglos acústicos e interjuegos vocales. Y sus letras, una poesía digna y elemental, como nosotros. Decía, allá lejos, la crítica periodística especializada: -"Sus temas poseen un hondo sabor que liga lo cotidiano con lo trascendente, lo individual con lo ambiental" y citaba a Romero en Mordisco: "el grito primal es el que arranca desde la primitiva esencia del hombre, sin todo el condicionamiento cultural posterior"1. -"Mezcla de coros renacentistas, Crosby, Stills and Nash y folklore andino, su música posee una intensidad delicada [...] arreglos sorprendentemente complejos para un grupo acústico"2. -"A partir de un estilo que posee la tranquilidad de lo acústico y ciertos raigambres folklóricos, no sólo obtuvieron la atención de la gente hacia sus temas más melódicos, sino [...] la mayor polvareda al son de un ritmo andino"3 . Pero muchos años más tarde, la historia: la reescritura desde otras gramáticas, la inscripción de otros acentos: -"Sus letras eran poéticas pero de fuerte contenido social. Un hit de aquellas noches era la descripción de cómo van las vacas al matadero, simbolizando a los desaparecidos"4 . -“'La verdad siempre vive escondida', una metáfora sobre la censura y la represión en pleno régimen militar"5 . -"Esta banda nació en el underground de 1978, con una fusión entre el folklore, la canción acústica y la murga con letras de gran contenido social, contra la dictadura del Proceso"6 . Leamos la letra de "La verdad siempre vive escondida": 11 En las locas horas del olvido las voces son murmullo fiel/ de este grito ahogado que se va expandiendo/ por miles de gargantas como luz/ entre hombres y montañas como un sentimiento. Es como un fino reguero ardiente, un hilo en combustión sutil/ cuyo fuego es esperanza permanente/ que purifica toda esta ilusión/ y vivifica nuestros sueños en presente. ¡Vamos, vamos, no hay tiempo de descansar aquí/ aflojando un lamento o dejarse morir así! La verdad siempre vive escondida como la liebre en matorral/ si los perros la huelen, la persiguen/ pero ella nunca se deja alcanzar/ si la carrera es franca y con las patas libres. Mas si la fatalidad le llega en traicionero perdigón/ es posible que se aquiete su carrera/ pero por una liebre que cayó/ la cría renovará su vida en la pradera. Evidentes denuncia y resistencia a la represiva censura dictatorial... o cualquier otra cosa, conforme las operaciones que se hagan jugar en la lectura. Distancia, diferencia, desfase, circulación del sentido. Será nomás que en estos pliegues, despliegues y repliegues discursivos, la verdad siempre vive escondida. Notas 1 Grimberg, Miguel; "Un recital de La Fuente se convirtió en grata experiencia" en Diario La Opinión,19 de octubre de 1978, página 15. Reproducido en . 2 Lernoud, Pipo; "La Fuente- Fontova: Recital Buenos Aires, Latinoamérica" en Revista Expreso Imaginario, número 37, agosto de 1979, página 67. Reproducido en . 3 De Pedro, Roque; "Una fiesta a todo ritmo" en Diario Clarín, Suplemento Espectáculos, 14 de enero de 1982, página 6. Reproducido en. 4 Lernoud, Pipo (Dir.); Rock nacional 30 años, Editorial Mordisco, Buenos Aires, 1996, página 102. Reproducido en. 5 Ibíd. 6 Rock.com.ar; "La Fuente" en Rock.com.ar. Publicado en, última edición: 19 de febrero de 2007.