Historia de La Fuente a través de fotos, articulos y gráfica.

martes, 28 de diciembre de 2010

Semana Santa, vivencia masiva.Panorama religioso

Por José Ignacio López
Diario Clarín. Bs .As, martes 22 de marzo de 1983.

El sábado próximo, víspera del domingo de Ramos, celebración litúrgica que marca en la Iglesia Católica el comienzo de la Semana Santa, de dicada a rememorar los misterios centrales de la fe y que culmina con la Pascua de Resurrección, festividad máxima de la cristiandad, se efectuará en Buenos Aires una experiencia pastoral.
La iniciativa se ubica en el amplio marco que ofrece el Año Santo de la Redención que el viernes inaugurará en Roma el Papa Juan Pablo II y, en lo local, se vincula estrechamente con una corriente pastoral que busca privilegiar los signos de la religiosidad popular y que ha favorecido en la última década fenómenos tales como el de la peregrinación juvenil a Luján o las también multitudinarias concentraciones en otros santuarios, el de San Cayetano es un ejemplo.
La experiencia consistirá en un encuentro masivo juvenil de Semana Santa destinado a celebrara la pasión y Resurrección de Jesús. “Murió y nos unió” es el lema de esta propuesta para la evangelización de la juventud, frase que ha sido estampada en millares de afiches desplegados en los últimos días en las paredes de Buenos Aires mediante los cuales se convoca a ese encuentro por realizarse el sábado, a las 20.30, en el estadio de Vélez Sarsfield.
Según los organizadores, la celebración debe ser distinguida tanto de un festival de música, cuanto de una liturgia estrictamente sacramental. Su intensión es más bien la de reactualizar e reinterpretar la vieja tradición de los autos sacramentales, es decir, la representación de los misterios de la fe para profundizar y asimilar su vivencia y significado.
Apelando a lo que el documento episcopal de Puebla llama “memoria cristiana de nuestros pueblos” y asumiendo de manera activa la devoción popular anual y tradicionalmente expresada en la Semana Santa, se buscará conmemorar el misterio de la Redención.
Así, una de las canciones que se entonarán el sábado habrá de decir: “Hermanos míos queridos, /vivamos el tiempo santo/ nos acompaña en el canto/ la fe del pueblo de Dios/ que nunca calla su voz/ ni en la risa ni en el llanto…
Haremos todos memoria/ de la muerte del Señor, pues si muchos con ardor/ recordamos esa instancia/ dos mil años no es distancia/ la Pasión sucede hoy”.
En un ensayo de reflexión teológico-pastoral elaborado por los presbíteros Carlos M. Galli y Carlos A. F. Fernández, con el fin de explicar y dar sustento a la experiencia por realizarse, se puntualiza que la columna vertebral del encuentro estará constituida por el relato de la Pasión según San Juan. Estará representado a través de un lenguaje total que recurre a diversos géneros expresivos: música, canto, teatralización, danza y técnicas audiovisuales.
La audaz propuesta que encontró el debido respaldo del arzobispado de Buenos Aires, cardenal Juan Carlos Aramburu, se engarza con todo el trabajo pastoral que desarrolla la Comisión de Prioridad Juventud de la Arquidiócesis.
Tuvo su origen en la experiencia que desde hace algunos años despliega en sectores juveniles de barrios de la ciudad y de su populoso con urbano un grupo llamado Nuestra Señora del Buen Viaje.
En medios de la iglesia, esa labor se conoce como la “experiencia de los galpones”, denominación surgida del lugar donde comenzaron a celebrarse esas reuniones que procuraron encauzar la necesidad de los jóvenes de hallar un ámbito de encuentro y personalización, en medio de las tensiones masificadoras de la gran ciudad.
A partir del eco favorable suscitado por esa iniciativa surgió la inquietud de hallar el modo para una vivencia masiva de la Pasión y Muerte de Jesús. El proyecto se agilizó cuando a los responsables de la experiencia de los galpones se integró el grupo musical La Fuente, a cuyo cargo estará el sábado la música y el canto, concebidos con el criterio de fomentar la participación activa de los jóvenes a través de estribillos y otros diferentes signos que buscarán explicar el núcleo del mensaje que se proclama.
Como las peregrinaciones juveniles a Luján u otras iniciativas de raigambre pastoral semejante, laque se avecina se nutre en la convicción de que no es posible plantear una acción evangelizadora “que no tome en cuenta el estilo cultural argentino de escribir los grande s jalones de su historia con concentraciones multitudinaria”.
Recurriendo a un teólogo de fuste como Teilhard de Chardin, quienes participan de esa convicción piensan que así como en el cuadro rural el infinito espacial es signo de Dios y del misterio, tal vez en la civilización urbana el signo más fuerte de la Divinidad sea la multitud congregada por valores fundamentales.
En ese sentido, el proyecto que se materializará el sábado en el estadio de Vélez se define también como integrador en el aspecto musical, se expresará la historia de la Pasión sobre la base de ritmos folklóricos, pero también estará presente el rock nacional y algunos himnos gregorianos del siglo XI.
El milenario misterio de la Cruz buscará actualizarse no solo a través de la música y dele empleo de modernos medios de expresión. También se lo intentará mediante el contenido de la oración y las intenciones que habrán de promoverla.
Así, en la contratapa del programa que se repartirá el sábado, se expresará el deseo de “construir el pueblo de Dios sobre esta tierra argentina y de reclamar de su misericordia el don de la reconciliación para nuestra comunidad nacional, en la verdad, la justicia, la libertad y el amor”.
Actualización que también estará reflejada en otra convocatoria concreta: la que invitará a llevar ropas, alimentos y dinero a todas las parroquias con destino a los inundados como expresión efectiva de fidelidad “al Cristo sufriente en la persona de las más necesitados”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario